Doble mentón: qué es y cómo reducirlo con fisioterapia

El doble mentón o papada no es exclusivo de personas obesas o de edad avanzada, aunque es cierto que, al ser estos factores que predisponen a presentarlo, la papada envejece la apariencia de quien la presenta. Por ello, mucha gente nos pregunta cómo reducir el mentón sin cirugía.

¿Qué es el doble mentón?

Llamamos doble mentón al volumen que se acumula bajo el mentón verdadero. También se le conoce por el nombre de papada y en su formación siempre interviene la acumulación de tejido adiposo, aunque no es la única causa.

El doble mentón se suele distinguir bien del bocio, porque el volumen del primero se localiza justo bajo la mandíbula y en la parte superior del cuello, en los casos más avanzados, siguiendo una distribución simétrica. En cambio, el bocio asociado a algunos casos de hipotiroidismo se localiza unos centímetros más abajo y puede presentar asimetrías, con un lado de la glándula tiroides más inflamado que el otro.

Causas del doble mentón

Acumulación de tejido adiposo en la región submentoniana

Es evidente que las personas obesas presentan tejido adiposo en esta región, pero también puede aparecer este problema en personas con normopeso con una distribución de la grasa corporal un poco diferente a la de la mayoría de la gente.

Piel flácida

La piel que ha perdido firmeza y elasticidad es la otra causa del doble mentón. Por lo general, ambos motivos van de la mano, pues la acumulación de tejido adiposo en una zona tan sujeta a los efectos de la gravedad empeora el aspecto del doble mentón y el descolgamiento de la piel aumenta la tracción sobre la misma, con la consecuencia de que la piel de la zona experimenta todavía más roturas en las fibras de colágeno y de elastina.

La falta de tono muscular empeora el aspecto de la papada

Si tu piel es joven y tersa, puede soportar la carga que supone tener los músculos del cuello con poco tono o el peso de cierto tejido graso submentoniano. Pero cuando la piel comienza a perder firmeza, el óvalo facial se desdibuja y no consigue camuflar estos problemas. La buena noticia es que el tono muscular se recupera con facilidad y un poco de confianza, por lo que es más un coadyuvante del doble mentón que un agente causal.

¿Cómo reducir el doble mentón sin cirugía?

El tratamiento del doble mentón se lleva a cabo atacando uno de los factores que lo origina, cuando hay un claro culpable, o combinando la estrategia en un tratamiento de reducción de mentón no

invasivo.

Fisioestética

La fisioestética es una rama de la fisioterapia en la que se trabaja para mejorar la musculatura pero también moldear el rostro o el cuerpo. En el caso del doble mentón, existen ejercicios de cuello que tonifican la zona y que se pueden combinar con gimnasia facial, para lograr un efecto tensor en los casos en los que no existe mucho tejido graso acumulado.

Muchas veces la fisioterapia se aplica en combinación con aceites o tratamientos que mejoran las características de la piel.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia permite reducir la papada atacando los dos problemas que la causan. ¿Cómo reducir mentón con un tratamiento que no trabaja los músculos ni aplica cosméticos a la piel? Pues reafirmando la piel mediante la inducción de la formación de nuevas fibras de colágeno y elastina por un lado, y ayudando a destruir y drenar parte del tejido graso acumulado a pocos centímetros de la piel por otro.

Cosméticos

Los tratamientos del doble mentón con radiofrecuencia y los basados en la fisioestética se pueden combinar con el uso de cosméticos reafirmantes, aunque debes tener claro que los cosméticos por sí solos no son suficientes. Son un refuerzo más que un

tratamiento.

Tratamientos láser

También se puede estimular la síntesis de colágeno y de elastina con el llamado tratamiento de rejuvenecimiento por láser, que es diferente al famoso láser depilatorio. En este caso, el láser se emplea para causar quemaduras internas diminutas de manera que, al ser reparadas por el organismo, la piel produce un poco de colágeno y elastina adicional.

Los tratamientos con láser del doble mentón no consiguen eliminar tejido adiposo ni combatir la falta de tono muscular.

Puedes pensar que si tienes doble mentón y pierdes peso vas a mejorar el aspecto de esta zona, cuando no siempre es así. Las dietas bruscas pueden hacer que tu papada se vea todavía más con unos kilos menos. Si debes perder mucho peso, lo mejor es hacerlo con una dieta estudiada y equilibrada y trabajando a la vez la musculatura de la zona.

Pero el doble mentón puede atormentar a personas delgadas. Para cada caso concreto existen unos tratamientos más indicados, aunque todos pasan por recuperar la elasticidad de la piel en la medida de lo posible e intentar reforzar el sostén natural de la zona.

¿Quiere una valoración gratuita?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
Share This