Latigazo cervical: síntomas y tratamiento

El latigazo cervical suele ser una patología benigna, aunque muy molesta, que lleva a quien la sufre a consultar de inmediato con un médico o un fisioterapeuta. Si lo has sufrido alguna vez y has acudido rápido a consultar, has hecho lo correcto porque los síntomas del latigazo cervical se pueden confundir con los de otras lesiones mucho más serias.

 

 

Qué es un latigazo cervical

Se habla de latigazo cervical cuando se presentan una serie de síntomas, pero no se observan lesiones musculares, óseas o neurológicas.

En algunos textos también se llama latigazo cervical al esguince cervical, pero el esguince cervical es algo más extenso y serio. De hecho, el esguince cervical se trata de una lesión que sí aparece en una radiografía o una resonancia.

 

 

Causas, signos y síntomas del latigazo cervical

Los latigazos cervicales suelen deberse a una hiperextensión de alguno de los músculos del cuello o a una contracción producidas por un impacto en un vehículo a baja velocidad, una agresión con zarandeo o una mala caída.

Su nombre se debe a que la sensación en el instante es algo rápida, como si fuera un latigazo. No obstante, los síntomas aparecen al cabo de un tiempo, desde una hora hasta un par de días, y el periodo de tiempo necesario para la recuperación de un latigazo cervical también es variable; oscila entre unos días y dos o tres meses.

En caso de que la sintomatología que vamos a detallar se presente al instante o aparezcan problemas para mantener la postura o caminar, debes acudir a un médico de inmediato para descartar compromisos neurológicos. Por lo demás, no siempre se presentan todos los síntomas que vamos a enumerar.

  • Rigidez en el cuello, con dolor y limitación de la movilidad en uno o más movimientos. Este dolor puede irradiar por la espalda, entre las escápulas, o extenderse por los brazos. Los propios brazos y las manos pueden presentar cierto entumecimiento.
  • En ocasiones, el latigazo cervical se acompaña de cefaleas o de mareos, pero estos mareos no deberían llegar a ser incapacitantes.
  • También podría suceder que experimentes problemas de concentración o de memoria, junto con alteraciones visuales. Estos síntomas son otra señal de que debes acudir a un médico de inmediato para comprobar si tu caso se trata de un simple latigazo cervical o si hay lesiones más serias que lo acompañen.
  • Por último, puedes experimentar pérdida transitoria de fuerza en una o ambas manos, que a veces no es tal sino la consecuencia del dolor que puede aparecer al usar la musculatura de brazos o manos, que nos lleva a desistir por puro impulso.

 

 

Cuál es el tratamiento adecuado para el latigazo cervical

En primer lugar, se suelen prescribir relajantes, con reposo relativo de la zona y, si procede, el uso de un collarín blando durante unos días. En algunos casos también se recomienda tomar algún antiinflamatorio convencional.

Si al cabo de unos días no se experimenta una mejora apreciable, aunque la recuperación pueda llegar a durar dos o tres meses, podrían prescribirse dosis masivas de vitamina B1, B6 y B12. Eso es algo que decide el médico que evalúa tu caso. Además, es el momento de ir pensando en consultar a un fisioterapeuta.

En principio, se aplicaría solo fisioterapia musculoesquelética, con masajes o corrientes eléctricas encaminadas a reducir la sintomatología del latigazo cervical. Más tarde, si el periodo de reposo ha sido largo, se procede a una rehabilitación de la musculatura de la zona. Por último, si has tenido la mala suerte de que tu latigazo haya sido acompañado por algo más serio, se incorporará la rehabilitación neurológica mientras se continúa con la musculoesquelética.

Por lo general, el tratamiento farmacológico dura solo unos pocos días, aunque a continuación puedes usar preparados tópicos o tratamientos con calor seco, como es la aplicación de infrarrojos, tanto tiempo como te sea necesario. Mientras no haya cedido por completo el problema, vas a necesitar tener cuidado con los movimientos que realizas y evitar tanto los giros bruscos del cuello como las posturas poco ergonómicas.

 

 

El término latigazo cervical es bastante genérico, pues hay casos que se resuelven solos en pocos días con un poco de reposo y medicación sintomática, y otros que requieren de una rehabilitación posterior. Se trata, por lo general, de una lesión benigna, aunque suele ser aconsejable consultar con un médico porque hay casos en los que lo que parecía un latigazo cervical enmascara algo más serio, que podría requerir de cirugía urgente.

La fisioterapia es un tratamiento necesario para todos los casos de latigazo cervical que no se resuelven por sí solos en pocos días.

¿Quiere una valoración gratuita?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
Share This