Nervio ciático dañado: ¿Cuándo y cómo se recupera?

 

Los dolores lumbares son frecuentes entre la población adulta, y dentro de ese grupo hay un dolor especialmente fuerte e incapacitante, que es lo que se conoce como ciática.

A su vez, la ciática es el término utilizado para designar una serie de afecciones relacionadas con el nervio ciático que cursan con dolor intenso y otros síntomas. ¿Cuánto tarda en sanar un nervio dañado? Eso depende del tipo de lesión, de si es recuperable o no. El nervio ciático dañado se recupera en la mayoría de los casos, aunque a velocidades diferentes en función de la causa del daño.

Síntomas del nervio ciático dañado

  • Dolor muy intenso y punzante en la zona lumbar, que irradia por la pierna. El dolor suele ser más fuerte en la nalga y en la pierna que en la región lumbar y es extraño que sea bilateral.
  • Este dolor empeora al sentarse o levantarse, mientras que si permaneces tumbado boca arriba o caminando parece que se calma un poco.
  • Puedes notar hormigueo o debilidad en la pierna afectada por un nervio ciático pinzado o inflamado.

¿Cuánto tiempo tarda en recuperarse el nervio ciático?

En general, un nervio ciático inflamado deja de doler en cuestión de días o pocas semanas. Cuando el nervio ciático ha sufrido daño, el tiempo y el pronóstico dependen del tipo de daño sufrido:

  • Un nervio ciático dañado por una compresión que no llegue a afectar a las fibras nerviosas suele dejar de doler en cuestión de semanas o unos pocos meses. No obstante, hay casos en los que no es posible aliviar la compresión sin un tratamiento quirúrgico y toca evaluar los riesgos y los beneficios.
  • Cuando la afectación del nervio ciático va más allá de las vainas de mielina, no siempre se consigue la recuperación total, que puede tardar hasta un año, pero siempre se intenta. El pronóstico suele ser bueno, entendiendo que el nervio ciático se recupera lo suficiente como para poder volver a hacer vida normal.

 

Tratamiento del daño en el nervio ciático

Al margen de cuánto tiempo tarda en recuperarse un nervio ciático dañado, siempre se comienza con el tratamiento más conservador. Es como el primer intento, y suele bastar para resolver la mayoría de los problemas de ciática, aunque sea de manera temporal pero duradera. No es posible garantizar que no vuelvas a sufrir otro episodio de ciática a lo largo de tu vida, sobre todo si presentas alguna hernia o lesión que te predispone a sufrir este tipo de dolor ante la más ligera inflamación de la raíz nerviosa.

En cualquier caso, el primer tratamiento consiste en reposo con antiinflamatorios analgésicos durante unos días o un par de semanas, seguido de tratamiento de fisioterapia. En algunos casos, los menos, los dolores de ciática remiten a los pocos días de estar en reposo con analgesia, en cuyo caso no sería imprescindible la rehabilitación, aunque sí recomendable para evitar que repita al poco tiempo.

La rehabilitación en el tratamiento de un nervio ciático dañado busca aliviar el dolor en primer lugar y mantener una musculatura de la espalda que ayude a evitar posturas en las que el nervio ciático del lado afectado se encuentre comprimido.

En caso de necesidad, si pasados unos meses no se observa mejoría y, sobre todo, si los síntomas neurológicos persisten, se comienza con la rehabilitación neurológica, que puede ir asociada al tratamiento del dolor crónico. Por último, cuando no hay una respuesta positiva, se evalúa si la cirugía puede permitir al nervio ciático afectado recuperarse o si, por el contrario, existe un daño permanente y solo queda la reeducación frente al dolor crónico.

 

Pese a que esto pueda resultar un panorama desalentador, recuerda que en la inmensa mayoría de los casos el nervio ciático se recupera en unas semanas o en pocos meses. Cuando existe daño neurológico leve, toca tener más paciencia, aunque la mejoría se va viendo de manera progresiva. Y, en todo momento, una vez pasada la etapa de reposo y analgesia, se puede comenzar con la terapia de exposición progresiva al dolor, si el paciente lo solicita.

Recuerda que no suele ser necesaria dicha terapia frente al dolor crónico, por lo que solemos centrarnos en la fisioterapia músculo-esquelética durante las primeras semanas e ir viendo la evolución.

¿Quiere una valoración gratuita?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
Share This